• martes, noviembre 21, 2017

Crónica Ultra Trail Yecla Tinto 2015

En el artículo anterior hacíamos referencia al éxito en la organización y en la calidad de los servicios ofrecidos al corredor y a sus familiares por parte de la propia organización, voluntarios y al Club de Fondistas de Yecla sobre la Ultra Trail Yecla – Vuelta a su Término – Tinto 2015.

En esta ocasión quiero hacer una crónica, vista desde dentro de esta prueba no competitiva, así como de mis sensaciones, errores, aciertos, etc.

Unos días antes (jueves 5-marzo), 20 h

Se presenta ante los medios de comunicación las pruebas que tendrán lugar este año. Finalmente se cae la ‘Búho Trail’, la prueba reina con 131 km de recorrido. Se dan todos los detalles de cada uno de los recorridos, tanto de la ‘Tomillo Trail’, de 21 kms y +1240 m de desnivel, como de la ‘Tinto Trail’, de 64 kms y +2400 m desnivel. Esta última es en la que estoy finalmente apuntado.

presentacion_ultra_trail_yecla

Entre los asistentes algunos de los atletas que tomarán la salida.

Día anterior (viernes 13-marzo), 18h

Todo el material ha sido preparado y revisado a conciencia. GPS y frontal con pilas de repuesto, ropa para la salida (habida cuenta que amenaza lluvia durante la mayor parte del recorrido), ropa en una mochila donde la organización permitirá realizar el cambio (Raspay), barritas distribuidas entre la ropa y las mochilas según mi cálculo de necesidades, etc. Dudo sobre la conveniencia de las zapatillas a usar, las Saucony que uso para asfalto o las Salomon de trail. Esto no debería ser una duda, en favor de las segundas, pero hacía dos semanas se me había hecho una ampolla con éstas y el recorrido en estos momentos no me parecía tan técnico. Decido que correré con las zapatillas de asfalto y en la mochila de Raspay (km. 49.7) cambiar a las de trail en función de como encuentre el calzado, los calcetines y mis pies.

Día anterior (viernes 13-marzo), 19h

Me surge la última duda, dispongo de chubasquero en la mochila por si aprieta la lluvia, pero si ésta es muy fina, la prenda es muy aparatosa. Ya dispongo de una prenda impermeable y transpirable por encima de la camiseta térmica, pero si llueve durante mucho tiempo ésta terminará empapándose. Termino saliendo a la carrera a la búsqueda de una prenda adicional. Increíblemente encuentro una única prenda en la tienda que se ajusta a mis necesidades y a un precio más que de rebajas. De hecho la prefiero a la que iba a usar en la salida. Iniciaré la carrera con ella.

Viernes 13-marzo, 22h30

Una última revisión al perfil de la carrera y a la cama temprano tras la última cena con ligera carga de carbohidratos.

track_uty2015_tinto

Track Ultra Trail Yecla 2015 – Tinto

Sábado (5h30 AM)

Suena el despertador. No tengo muchas cosas que hacer, está todo preparado a excepción del llenado de la camelbak y el desayuno ligero y sin complicaciones (tostada con queso, jamón y zumo de naranja). No caigo en el error de llenar la camelbak, en ella caben 3 litros, pero añado aproximadamente 1.25 litros. No será necesaria más hasta el primer avituallamiento.

Sábado (7h15 AM)

Llegada al punto de salida en el complejo polideportivo de Yecla. Recogida del dorsal, preparación de las mochilas para la organización, saludos de rigor a los conocidos, etc. Sorprendentemente no estoy nervioso. 40 personas en línea de salida, 37 hombres y 3 mujeres dispuestos a iniciar el recorrido que nos llevará por algunos de los parajes más bonitos de Yecla. Me da la impresión, viendo otros corredores que salgo con demasiada ropa: gorro, guantes, camiseta y chubasquero, braga al cuello y malla larga. Sin embargo no consigo cambiar con respecto a esto. Soy friolero y prefiero ir abrigado.

ultratrail_yecla_sabado_7h15

Sábado (8h AM)

Se da la salida, una vuelta a la pista de atletismo y salida del complejo deportivo para iniciarse en los primeros tramos del recorrido. La salida es bastante conservadora, pero desde los primeros 400 m ya se observa quienes van a encabezar/dominar la carrera y quienes vamos a ser los comparsas. Aun así me posiciono bien tras ese grupo. A pesar de ser una carrera de muy pocos corredores, es el inicio de la carrera, así que durante kilómetros estamos bastante agrupados.

ultratrail_yecla_sabado_8h(1)

ultratrail_yecla_sabado_8h

Ascenso a la Magdalena

El ascenso a la Magdalena es duro y técnico, es imposible correr, pero mi ritmo es muy bueno. Hace aproximadamente un mes el mismo ascenso me supuso 1h40′ y la semana anterior, en un entreno con quien a la postre sería 3º en la carrera, Francisco Martínez, lo había hecho en 1h31′. Ahora acababa de subir en 1h24′.

ultratrail_yecla_ascenso_magdalena

Hacia el avituallamiento de la Magdalena (1h58′, km 12.6)

Desde el pico de la Magdalena se crestea por ésta en unos tramos que en ocasiones son impracticables e incluso algo peligrosos, sobre todo para mi que soy bastante inseguro y además tengo vértigo. Mis zapatillas comienzan a darme algún aviso de que no son muy seguras para este terreno. Me caigo por primera vez en carrera, de espaldas, pero amortigua la camelbak, así que no sufro ningún daño. Mi inseguridad se traduce en varios corredores que comienzan a pasarme. Se comienza a bajar por zonas de piedra y tierra suelta. Vuelvo a caer casi en una copia exacta de la misma forma que la anterior. Termino casi bajando de culo para evitar volver a caerme. Me pasa algún corredor más, pero llego junto al avituallamiento con otros. Para más inri, comienza a granizar. Son piedras muy pequeñas pero con riesgo de que se incremente.

Cuando hace unos 15 años realizaba carreras de montaña en el circuito de la Comunidad Valenciana aprendí que nunca sería un buen corredor de montaña. Podía ascender mucho mejor que otros corredores pero en las bajadas me pasaban por encima. En la montaña lo más importante es saber bajar, no saber subir. Ascendiendo puedes sacar un par de minutos a otros corredores, pero de poco te sirven si después bajando pierdes 20 minutos. Mi inseguridad, prudencia y miedo a las bajadas siempre era mi punto más débil, y hoy lo sigue siendo.

Me hidrato con bebidas isotónicas y un voluntario de la organización me rellena la camelbak hasta aproximadamente 1.5 litros. Tampoco es necesario mucho más pues el avituallamiento de los Picarios está a unos 10 kms.

ultratrail_yecla_avituallamiento_magdalena

Hacia Los Picarios (3h16′, 22.4 km)

Salgo de avituallamiento junto con varios corredores, separados por unas decenas de metros. El track en este punto no está muy claro si avanza por dentro de una pequeña rambla o por fuera de ella. Toca cruzar campo a través zonas muy pedregosas y a continuación tierra labrada. Las zapatillas, tras unas horas ya lloviendo, se están convirtiendo en un problema. Están llenas de barro y pesadas, y tanta transpirabilidad tiene como consecuencia un auténtico charco de agua dentro de ellas. Temo porque esto es sinónimo de ampollas y por tanto riesgo de abandono, pero trato de no pensar mucho en negativo. Enseguida pierdo contacto visual con algunos de los corredores, no sé qué ha pasado con ellos, creo que voy por delante de ellos, pero no lo tengo muy claro. El recorrido hace un quiebro buscando de nuevo la continuación de la rambla, pero lo dicho, sin rastro del resto de corredores. Saliendo de la rambla y en terreno con ya buena visibilidad alcanzo a ver a dos atletas, aunque tengo mis dudas que sean del grupo del que salí del avituallamiento de la Magdalena. Continúo mi marcha en busca del ascenso a los Picarios y lo tomo con firmeza.

ultratrail_yecla_picarios

Este tramo lo había entrenado y aun siendo desconocido para mi hasta hacía unas semanas, me pareció de los tramos más duros de todo el recorrido. Es un subeybaja bastante incómodo. Comienzan mis piernas a sufrir una especie de calambres en la parte interior de los cuádripces. El dolor es soportable pero son pinchazos a cada paso de ascenso y cada vez mayores. Tengo dudas si parar o continuar, pero parar puede significar que me vuelva a ser imposible arrancar de nuevo, así que decido continuar ascendiendo hasta que finalmente el dolor cesa unos minutos más tarde. Menos mal porque arriesgué en esta decisión y salió bien, pero perfectamente podría haber sido todo lo contrario.

Este tramo además es psicológicamente complicado, de hecho, el haberlo realizado en dos ocasiones anteriores me permitió no sufrir mentalmente más de la cuenta. Una vez que se ha ascendido de forma paralela a la carretera de Jumilla, hay un momento en que si bien no hay línea visual con el avituallamiento, sí se percibe muy aproximadamente donde está, dando la falsa percepción de que se encuentra a unos 1.5-2 km. Sin embargo, el recorrido vuelve a hacer un quiebro hacia adentro, con ascenso incluido, para afrontar el cruce de la ctra. de Jumilla perpendicularmente (donde se encuentra el avituallamiento), lo que supone alrededor de 5 kms.

Llego al avituallamiento de la ctra. en 1h18′ desde el anterior, lo que supone haber realizado el primer tramo de la carrera en 3h16′. La semana anterior con mi compañero había tardado 3h40′ y hacía un mes aproximadamente en solitario 4h40′. Desde luego el ritmo es muy elevado para mi capacidad.

En este punto me esperan mi mujer y mis hijos, me animan y me reconfortan y me indican la posición en la que voy. Éste es el primero de los avituallamientos sólidos, así que hay que comer para reponer fuerzas. Mis zapatillas y calcetines parece que han perdido gran parte del barro y agua que hacía unos kilómetros contenían. Me planteo cambiarme los calcetines pero no puedo doblar las piernas ante el riesgo de rampas. Las zapatillas no puedo porque no dispongo de cambio, tendré que esperar a Raspay. Mi estancia en el avituallamiento no será mayor a los 7 minutos. Hasta ahora solo había podido alimentarme con una barrita energética (¿quién inventará estos alimentos tan “pastosos” e intragables?), si bien la hidratación sí que la llevaba bien con bebida isotónica.

Sorprendemente en este punto (después lo comprobaría con los tiempos de paso) hay 4 corredores que en el primer avituallamiento pasaron tras de mi (entre 5 y 7 minutos), ahora aparecen por delante. ¡Han hecho el recorrido en unos 57 minutos, menos incluso que el ganador de la prueba! ¡Me habían sacado 21′ en 1h18′! ?????

ultratrail_yecla_picarios1

Aquí terminaría lo que mentalmente había planificado como 1ª parte (de 3) de la carrera.

Camino del Ardal (4h57′, 35.2 km)

Aquí comenzaba la 2ª parte del recorrido que yo había estructurado mentalmente. Es una zona muy “corredera” donde hay kilómetros y kilómetros donde se puede avanzar, y la parte que más me gustaba. Yo soy un corredor de asfalto, así que lo que me gusta es avanzar. Poder coger tramos a 12 kms/h e incluso otros cuesta abajo a 14 kms/h te permite avanzar y muy rápido. Pero claro, esto es fácil decirlo cuando estás fresco, ahora ya llevaba 3h30′ corriendo y 23 duros kilómetros sube y baja. Solo hay un escollo y no es de subida, sino de bajada, el Buey. Su ascenso es corto e intenso, pero lo verdaderamente difícil (para mi por lo menos) es su bajada. Si a eso sumamos una desviación sobre el recorrido (tuve que volver sobre mis pasos para reencontrarlo) y haber destrozado ya en este punto mis flamantes zapatillas de asfalto, así como una caída, en este caso ya con herida incluida en el brazo y algún minuto en el suelo, la carrera se comenzaba a complicar. Además, ningún corredor a la vista, todo el trayecto prácticamente solo, empezaba a hacer mella mental. Tras la salida del Buey y el reencuentro con la senda cuesta abajo que debería haber cogido hacía minutos, comienzo el descenso lento hacia la zona de cultivo denominada el Bohalage y así hasta el cruce con la ctra. del Ardal donde se encontraba el siguiente avituallamiento líquido. En este punto ya encuentro algún retirado de los de cabeza y ánimos por parte de la organización. Les había expuesto días atrás mi temor a llegar fuera de tiempo en alguno de los puntos de control, y en este punto iba 1 hora por delante del cierre. Mi dorsal estaba bastante malogrado, se mantenía con un único imperdible, así que decido guardarmelo en la mochila.

Hacia Raspay (7h08′, 49.7 km)

Cruzar el camino del Ardal significa adrentarse en las Pansas. Sigue siendo un tramo “corredero” pero las fuerzas ya no son las de la salida. Localizo visualmente a un grupo de 5 corredores, van aproximadamente a 500m y a pesar que no los veo correr, no termino de cogerlos, lo que significa que yo tampoco estoy corriendo demasiado. En algún momento llego a tenerlos a 200m, pero por más esfuerzos que hago, no consigo darles alcance. El GPS se me queda sin batería. Pienso en continuar sin cambiar las pilas, recuerdo el recorrido y tengo como referencia al grupo de delante, pero prefiero cambiarlas y ajustarme al track. Mientras estoy en ello me pasa un corredor como una exhalación. No sé de dónde ha salido y en minutos lo pierdo de vista a pesar que su trote a estas alturas no creo que supere los 10 kms/h. Comienzo a pensar que mi estrategia de carrera es equivocada. Los corredores de trail tratan de correr en todo momento aunque sea “al trote cochinero” o “ritmo tractorista”, y andar lo mínimo posible. Mi táctica es justo lo contrario, correr solo donde se puede correr y andar en el resto, así que es evidente que esto no funciona en las largas distancias donde es más importante una cadencia más constante que tantos cambios de ritmo.

ultratrail_yecla_camino_ardal

Este tramo se me está haciendo eterno. En el entrenamiento que había realizado un mes antes, me había llevado 3h15′, así que había supuesto que en carrera haría unas 3h30′, sin embargo, visto lo visto, ya sabía que no lo iba a cumplir.

Se comienza la subida al Carche (no hasta el pico máximo, menos mal), un trayecto durísimo con unas rampas a tramos del 15% y con suelo de tierra con poca firmeza. Aquí sí es imposible correr, ni Nùria Picas o Kilian Jornet lo harían aquí (bueno, eso creo). Hay zonas donde no puedes dar más de 20 pasos seguidos sin tener que parar unos segundos a descansar. Comienzo a tirar de líquido, mi camelbak está en las últimas, solo espero llegar arriba cuanto antes. Aunque no sé la distancia que falta para llegar, sí controlo por altitud. Recuerdo que el punto de máxima altura estaba exactamente a 1000 m (realmente 1012, pero como referencia me quedé con los 1000m), así que voy mirando el track y comprobando constantemente los metros de ascenso que faltan. Me vuelvo a caer, en este caso de frente pero sin ninguna consecuencia, los guantes y el bajo ritmo que llevo me han amortiguado. Al fin llego al punto de máxima altura, ahora hay que coger la pista forestal cuesta abajo que me llevará hasta Raspay. Si bien en el entrenamiento me pareció una “gozada” ese tramo, ahora se me está haciendo eterno. Es más, me toca hasta andar en tramos a pesar de ser de bajada.

Estoy sufriendo porque dije a mi esposa que haría este tramo en 3h15′ aproximadamente y se me iba a ir a 4 horas. Uno no sabe cómo le afecta la espera a los familiares, pero supongo que se preocupan cuando el retraso es importante.

ultratrail_yecla_camino_raspay1

Finalmente llego a Raspay en solitario. He cumplido mi 2º tramo del recorrido, y ahora sí estoy tocado. En el avituallamiento de Raspay hay de todo, hasta platos de macarrones, que me zampo con mucho gusto. Me hidrato y repongo la camelbak. Al fin me cambio calcetines y zapatillas (me pongo las Salomon, cosa que tendría que haber hecho de salida), me cambio incluso de ropa y cargo con el frontal, aunque no debería hacerme falta. No he pasado frío porque iba bien abrigado pero había muchos tramos de aire frío, que mezclado con lluvia, pienso podría haberme afectado. A pesar que voy a acometer el siguiente tramo y puede que baje la temperatura, me desprendo del gorro.

Se despide de mi otro corredor, me crucé con él en la subida a la Magdalena al principio de carrera, parece que tenemos un nivel similar. Me comenta que está tomando Ibuprofeno.

En mi ignorancia, que jamás he tomado ni ampollas de glucosa, ni geles o bebidas energéticas, ni antiinflamatorios, ni reconstituyentes postcarreras, me sorprendió el comentario. Una semana más tarde, leyendo el libro ‘Comer y correr’, descubro que un porcentaje elevadísimo de corredores de maratón (como un 40%) lo toman. Quizá sea exagerado, o no, pero lo que sí parece estar claro es la cantidad de dinero que se mueve con “dietas o productos milagro” para mejorar el rendimiento deportivo. Aunque no llegue a entender el dopping, en el caso de atletas de élite ¿se podría entender? este tipo de actitudes debido al dinero que hay alrededor de los primeros puestos o récords, pero en el caso de un popular … Por cierto, otro corredor me comentaba en el trayecto que si acortábamos por un punto podíamos ahorrar 300-400 m. Ante mi silencio su comentario fue que no valía la pena, que a veces salirse del recorrido implica hacer menos metros pero por zonas de mayor dificultad.

ultratrail_yecla_raspay

Voy a comenzar a sondear sobre el tema, tanto de la “superalimentación” como de los “recortes”. Los segundos ya los conocía, soy corredor fundamentalmente de medio maratón y es increíble como hay gente que sin ningún remordimiento hace este tipo de recortes de forma exagerada. Una cosa es no realizar un giro de más de 90º, que realmente son un fastidio para recuperar el ritmo y “suavizarlo”, y otro es realizar recortes de más de 50m. Esto es literal en medias maratones de asfalto, así que no quiero pensar que se realice también en las trails.

Mi estancia en este punto es de 23 minutos, demasiado tiempo, pero es necesario para reponer fuerzas y realizar los cambios pertinentes. Me despido de mi esposa ya hasta vernos en meta.

ultratrail_yecla_raspay1

Había terminado lo que para mi era la 2ª parte del recorrido. El 3º sería mucho menor en distancia, pero no por ello menos duro.

Llegada a Sierra Salinas (9h50′, 64.1 km)

Salgo de Raspay un par de minutos después de otro corredor y para evitar terminar el recorrido solo (me faltan todavía unos 15 duros kilómetros), trato de cogerlo. Me pongo como objetivo alcanzarlo en el cruce de la carretera de Pinoso (unos 3 kms después). Tardo un poquito más, pero recién cruzada la carretera lo capturo y ya llegamos hasta la cumbre de la Sierra Salinas juntos. Me comenta que prácticamente no va a correr mucho más, queda un tramo muy duro y hay que reservar. Yo puedo correr, pero mi ritmo corriendo no sería mucho mayor que andando, ahora que ya empieza el camino a adrentarse en la montaña, así que me quedo junto a él y corremos solo de muy vez en cuando. Esta zona está completamente balizada pues coincide con la carrera competitiva ‘Tomillo Trail’ de 21 kms. Sigo llevando el GPS en la mano, pero el recorrido está tan bien balizado por la organización, que es imposible perderse (los “tomillo” no disponían de GPS, así que cada 20-30 m había una señal).

ultratrail_yecla_llegada_sierra_salinas

Antes de adrentarnos en una rambla de kilómetros, encontramos un avituallamiento que no esperábamos, realmente no estaba planificado para nosotros, pero al coincidir con la otra carrera podíamos aprovecharlo. Es dejar éste y adrentarnos en la rambla, a zonas impracticable. Trascurridos un buen rato comenzamos el ascenso, con zonas de más del 20% de desnivel y con tierra suelta. Ascender es muy complicado, pero mi mente ya está puesta en que hace mucho rato pasé el punto de no retorno, ahora ya sé que seré finisher aunque sea arrastrándome. El ascenso se hace a tramos muy duros, incluso las dos veces que lo había entrenado, en las dos ocasiones me había desviado del track y teniendo que volver atrás. Sin embargo ahora solo tenía que seguir las cintas que había puesto la organización. ¡Era imposible desviarse! En este punto seguía junto a mi compañero, un poco desesperado por llegar arriba. Yo me guiaba por la altura, que en este caso tenía memorizado 1150 m (realmente eran 1140), así que mis objetivos se medían en parciales (llegar a los 1000, a los 1050, a los 1100, …). Ahora debía llevar cuidado pues también en los dos entrenamientos anteriores justo al comenzar a descender me había desviado el track. Ahora no me podía pasar dada la buena balización de la zona. ¡Pues me volvió a pasar! La suma del track más quizá algún pequeño cambio del recorrido en ese punto me desvió del recorrido. Mi compañero descendía a mayor velocidad que yo, así que también le perdí la pista. Tras recuperar la senda ya me dispuse a descender hasta el final del recorrido. Lo que quedaba ya era ridículo y además en descenso, pero sin embargo seguía teniendo respeto a la bajada. Ésta es “infernal”. Hay tramos de más del 25% de desnivel y con tierra suelta. Para mi nivel y mi capacidad, muy peligrosa. Sin embargo sí disponía de algo más de seguridad con las zapatillas de trail.

Faltando unos 500 metros para la llegada a meta, oigo a alguien respirando y jadeando de forma brutal, me tengo que frenar para apartarme del camino y que pudiera pasar. Era el primer corredor de la “Tomillo” que me pasó en la bajada como una exhalación. No sé cómo se puede bajar a ese ritmo, yo creo que no pisan el suelo, sino que pasan levitando.

ultratrail_yecla_llegada_sierra_salinas1

Por fin se atisbaba ya la gente esperando en meta. Era síntoma de que faltaban unos metros para cruzarla. Esos metros intentas mantener el tipo pero tu cuerpo ya no está para muchos trotes, así que terminas entrando a meta como bien puedes. Mi pérdida del dorsal hizo dudar a la organización si era un espontáneo o realmente un corredor. ¡Había llegado tras 9h50′ y mi GPS marcaba 65.61 kms y +2510 m desnivel positivo!

Había realizado el 3er tramo del recorrido en 2h42′. Lo había entrenado en 2h10′ y 2h01′, pero como tramo individual. Esto no era lo mismo.

Allí me esperaba mi familia en un ambiente excepcional.

Gracias a tod@s por el gran día.

Recibe nuevos artículos mediante suscripción por e-mail, RSS o Feedly
Seguir en Feedly
 
Puedes compartir en ...
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.0/5 (1 vote cast)
Crónica Ultra Trail Yecla Tinto 2015, 4.0 out of 5 based on 1 rating

Related Posts

2 Comments

  1. Resumen anual running 2015 - Mundo.erp | Tecnologías ERP
    4 enero, 2016 at 4:19 PM Responder

    […] y por la Ultra Trail Tinto Yecla… […]

  2. Y tú, ¿por qué corres? Mundo.erp | Tecnologías ERP
    2 agosto, 2015 at 8:00 PM Responder

    […] a todos aquellos que creen que ‘No se puede’ que realmente ‘Sí se puede’. Los retos no serán los mismos que fueron en el pasado, pero serán otros y lograrlos (o acercarnos a ellos) nos refuerza la […]

Leave A Comment